Siempre hay un lugar para los amigos en el gobierno de Mauricio Macri. y el caso de Raúl Martínez no escapa a esa regla.

En 1994 Mauricio Macri fue procesado por contrabando y evasión impositiva por operar a espaldas del fisco con la empresa offshore Opalsen. Pero junto con el actual mandatario, la Justicia también procesó a Franco Macri y a Raúl Martínez, quien en ese entonces era uno de los ejecutivos del grupo y ahora fue premiado con un cargo público.

 

Martínez oficia ahora de secretario de País Digital, dentro del Ministerio de Modernización, la flamante cartera que se ocupa, entre otras cosas, de los despidos en el Estado. 

Martínez también acompañó al ahora ministro de Modernización, Andrés Ibarra, en el Correo Argentino (privatizado por Carlos Menem y entregado en mano a los Macri), en Boca Juniors y en la Agencia de Informática del gobierno de la Ciudad.

En su actual cargo en País Digital se ocupa de tercerizar lo relativo con sistemas y bases de datos de los ministerios a una red de empresas, "sin mucho rigor en el resguardo de información tan sensible", explicó Gabriela Cerruti en su portal, Nuestras Voces.

Pero la Corte Suprema menemista, la de la "mayoría automática" absolvió a todos los involucrados en la causa Opalsen y los Macri accedieron a cambio de ese "favor" a pagar la deuda con el fisco.