"Ayer estuve en la embajada de EE UU presentando un convenio por medio del cual, nuestro país pasa a formar parte del Programa de Colaboración Estatal del Departamento de Defensa (SPP)", celebró hace unos días el embajador argentino Martín Losteau y remarcó que "Con la firma del ministro de Defensa, Julio Martínez, y el embajador estadounidense, Noah Mamet, se estableció un acuerdo que permitirá que las Fuerzas Armadas nacionales puedan trabajar conjuntamente con la Guardia Nacional del Estado de Georgia, Estados Unidos, para brindar asistencia ante catástrofes naturales y ayuda humanitaria".

 

Sin embargo, Elsa M. Bruzzone y José Luis García- integrantes del Centro de Militares para la Democracia Argentina (CEMIDA)- alertaron sobre el programa adherido por el gobierno argentino ya que “se  guía  por  los objetivos de Política Exterior del Departamento de Estado y los de Seguridad del  Departamento de Defensa de los  EE.UU”.

El convenio firmado el pasado 14 de diciembre expresa: “El SPP entre el Estado de Georgia y Argentina establecerá las bases para desarrollar una relación exitosa a largo plazo, mediante el conocimiento en respuesta a la compartición de emergencias y desastres, la mejora de la seguridad fronteriza y el fortalecimiento de la cooperación en Operaciones de Paz y su preparación”.

Además agrega: “Gracias a la Alianza, la Guardia Nacional llevará a cabo acciones militares entre los dos grupos, no sólo en apoyo de los objetivos de seguridad y defensa sino que también hará uso de las relaciones de toda la sociedad y recursos para facilitar las acciones interinstitucionales y de respuesta, no sólo con los medios militares sino también con el gobierno, y los sectores sociales y económicos”.

Tanto Bruzzone como García aseguraron que el convenio "es la forma consensuada entre los gobiernos argentino y norteamericano que habilita la posibilidad de volver a emplear a personal militar en la Seguridad Interior, eludiendo, burdamente la prohibición explícita de lo determinado por las Leyes de Defensa Nacional y de Seguridad Interior al originar la alternativa del empleo de fuerzas militares estadounidenses en esas tareas bajo el pretexto de “mantener la paz”.

Como recordó Mauro Federico: "Mauricio Macri ya había manifestado su deseo de ingresar a la órbita de países bajo el State Partnership Program (Programa de Colaboración Estatal (SPP) que coordina el Departamento de Defensa de Estados Unidos y en el que participa directamente la Guardia Nacional estadounidense".

"El interés de la administración de Cambiemos son las posibles inversiones que se puedan lograr en materia aérea, pero a cambio se delega la soberanía territorial-militar y la seguridad interna, lo que puede traer consecuencias de grave impacto dentro del territorio argentino, en los albores de la era Trump", subrayó el CEMIDA. Y aseguraron que “múltiples convenios de este tipo se han establecido últimamente en países africanos con resultados desastrosos”.

Fuentes: Ámbito Financiero/ Diario Plaza de Mayo