El diplomático uruguayo, Luis Almagro, publicó en Twitter su carta de respuesta que la diputada le escribió el 26 de noviembre para pedirle que intercediera por su liberación. 

 

 

En una carta que publicó en su cuenta personal, el Secretario General afirmó que " el apego al pleno respeto de los derechos civiles y políticos, a la libertad de expresión, así como a las garantías del debido proceso y al no abuso del instituto de la prisión preventiva me convencen de la necesidad de su inmediata liberación".

Y agregó que confía en que el "Estado argentino, en cumplimiento de los acuerdos interamericanos y universales, sabrá dar pronta cabida a las solicitudes recibidas desde la comunidad internacional".

"Confío en que el Estado argentino, en cumplimiento de los acuerdos interamericanos y universales, sabrá dar pronta cabida a las solicitudes recibidas desde la comunidad internacional", agrega. 

Almagro, por otro lado, le pareció "un paso alentador", y que también agradece, la invitación a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), para una pronta visita en donde se encuentra bajo arresto Milagro Sala y agregó que "sus conclusiones resultarán fundamentales para la puesta en práctica efectiva de las garantías necesarias".

Asimismo, expresa la "preocupación" de la Secretaría General de la OEA por su caso, "al considerar que la restricción a la libertad de expresión opera por la vía de una detención preventiva". 

"En su caso, su reconocido trabajo social en favor de los desposeídos enaltece el carácter de sus manifestaciones públicas en un continente y una región que por sus elevados índices de desigualdad, la mejor distribución ha de ser siempre uno de nuestros objetivos prioritarios", sostiene. 

Almagro promete a la diputada, al final de su carta, continuar haciendo "un seguimiento directo del caso" y le expresa su deseo de poder saludarla "pronto en persona". 

La diputada permanece presa desde el 16 de enero, cuando la Justicia de Jujuy ordenó detenerla por presunta instigación, tumulto y sedición, entre otros cargos, durante una protesta social organizada por Tupac Amaru. 

La diputada del Parlasur argumentó en su carta a Almagro que, tras su detención inicial, fueron armándole "una causa tras otra" para mantenerla "retenida arbitrariamente" e imputándole "todo tipo de delitos sin prueba alguna hasta el día de hoy". 

"A pesar de ser parlamentaria del Parlasur, se ignoraron mis derechos y la inmunidad de mi cargo",subraya la diputada en su carta, a la vez que recuerda a Almagro que "el grupo de trabajo en la ONU sobre detenciones arbitrarias emitió la resolución 31/2016 denunciando la arbitrariedad" de su detención y pidiendo al Gobierno argentino que la liberara "de inmediato". 

En su misiva de respuesta, Almagro asegura "compartir" las conclusiones del comité y la preocupación expresada también por la CIDH y organizaciones de la sociedad civil a nivel internacional.