En desarrollo.

En conferencia de prensa, el triunvirato de la CGT anunció que el próximo 6 de abril será el primer paro general que organiza la central desde que asumió Mauricio Macri. El mismo será por 24 horas y la decisión del Consejo Directivo es que no haya movilización, sino que los trabajadores "se queden en sus casas". 

El anuncio, que llega tras la marcha del 7 de marzo que terminó con desmanes porque no se confirmó la fecha, tuvo lugar en la sede central de Azopardo y estuvo encabezada por Juan Carlos Schimid, Héctor Daer y Carlos Acuña.

Los popes sindicales avisaron que "la medida de fuerza se va a desplegar en todo el territorio nacional" y será por 24 horas. Aunque aclararon que la central no hará movilizaciones durante esa jornada y que tampoco se asistirá a trabajar. 

 

Dáer sostuvo que desde la CGT "venimos planteando rectificación de políticas que han llvado a la destrucción de puestos de trabajo", sostuvo. Sobre la masiva marcha pasada, el también diputado del Frente Renovador dijo que "el Gobierno no tomó la nota que debería tomar de la movilización"

Y agregó que "los postergados no son solo los trabajadores, son todos los sectores sociales que queremos que se manifiesten a favor de políticas sociales y económicas". 

Por su parte, Juan Carlos Schmidt afirmó que "hay un malestar generalizado que la CGT intenta interpretar" y exigió que el Congreso y el Gobierno "respondan al reclamo" de la sociedad para corregir la política económica.

En ese sentido, Carlos Acuña sostuvo respecto al paro del 6 de abril que "ojalá que sirva para que el gobierno recapacite y escuche a los sectores más necesitados".