Ante supuestos avisos de que un puma estaba merodeando la zona del Celebration Park, en Gardner -estado de Kansas- la Policía local instaló un dispositivo de cámaras de seguridad.

 

 

Sin embargo, lejos de encontrar evidencia de que había animales feroces en el área durante la noche, se llevaron una graciosa sorpresa al repasar las grabaciones obtenidas por las grabadoras.

 

 

La fuerza local había avisado a la comunidad vía Facebook sobre la situación: el riesgo de la presencia de un animal peligroso y la instalación de las cámaras. Ese fue el disparador para que al picardía de los ciudadanos aflorara.

 

 

Entre el 22 y el 25 de noviembre, las cámaras tomaron unas extrañas figuras: "Nos hicieron reír muchísimo cuando descubrimos que, aunque esperábamos encontrarnos con coyotes, zorros y mapaches.  Gracias a la ciudadanía por haber detectado las cámaras. Sus esfuerzos para el sentido del humor son bien recibimos", publicaron en la red social al ver que muchas personas se habían disfrazado de animales salvajes.