No es la primera vez que Donald Trump, que asume el próximo 20 de enero, el ejecutivo estadounidense se muestra reacio a creer que el Kremlin incidió en las elecciones que le dieron la victoria. 

Incluso el propio Putin se hizo eco del tema y bromeó que "Estados Unidos no es un país bananero"  como para que Rusia pueda influir en las elecciones filtrando información. Sin embargo, en un comunicado del Departamento de Inteligencia Nacional y el Departamento de Seguridad Interna señalaron que "La comunidad de inteligencia de EE UU cree que el Gobierno ruso ha dirigido las recientes [acciones] comprometedoras de emails de personal e instituciones de EE UU, incluidas organizaciones políticas de EE UU". 

 

 

Pero Trump volvió a tuitear al respecto y exclamó: “Julian Assange dice que ‘un chico de 14 años podría haber hackeado a Podesta’. ¿Por qué tuvo tan poco cuidado el Partido Demócrata? ¡Además dijo que los rusos no le dieron la información!”. El tuit fue en referencia a una entrevista que dio Assange en Fox en la que criticó la  falta de seguridad de los correos electrónicos del jefe de campaña de Hillary Clinton, John Podesta. 

“Podesta reveló que su contraseña era la palabra ‘contraseña’. Su propio personal dijo que ese correo que habíamos recibido era legítimo. Así que esto es algo que… un chico de 14 años podría haber pirateado a Podesta de esa forma”, relató Assange durante la entrevista, realizada en la embajada ecuatoriana en Londres en la que se encuentra refugiado. 

Para muchos esas filtraciones dañaron severamente la campaña de Clinton y terminaron por restarle votos en las elecciones. Además Trump planteó, también vía Twitter:  “El briefing de ‘inteligencia’ sobre el llamado ‘hackeo ruso’ ha sido retrasado hasta el viernes, quizás necesiten más tiempo para construir su caso. ¡Muy extraño!”, tuiteó Trump, entrecomillando sin inocencia las palabras “inteligencia” y “hackeo ruso”.