Mientras el pasado sábado el Centro Comercial Andino estaba repleto de familias que paseaban en sus instalaciones en Bogotá, Colombia. estalló un artefacto en uno de los baños de mujeres del segundo piso que provocó la muerte de tres personas y dejó ocho heridos. 

Las víctimas mortales del incidente fueron identificadas como Ana María Gutiérrez, Lady Paola Jaimes Ovalle  y una ciudadana francesa, Julie Huynh, cuya madre Nathalie Nadine Veronique Levrand resultó herida. 

Además hay otras siete personas internadas con heridas de distinta gravedad por politraumatismos y escoriaciones moderadas. Por el momento, la investigación policial sigue su curso aunque las guerrillas del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) condenaron el ataque.

 

 

Colombia, que intenta dejar atrás más de medio siglo de guerras internas se vio sacudida por este atentado, Según el general Jorge Nieto, director de la Policía, el explosivo fue escondido "detrás de uno de los inodoros de los baños de mujeres". No obstante, instó a mantener la calma y evitar generar pánico.

 

La primera hipótesis filtrada por fuentes del gobierno y de inteligencia- y replicada por medios locales- apunta al grupo Movimiento Revolucionario Popular (MRP), que ya tiene investigaciones por la colocación de explosivos. Se lo vincula al ELN y con extremistas de la Universidad Nacional. 

El gobierno de Colombia anunció que indemnizará a las víctimas y familiares de fallecidos, se hará cargo de los gastos funerarios y pagará todas las coberturas médicas.