Según informó la Santa Sede, Francisco recibió este miércoles en una audiencia privada al cineasta Martin Scorsese junto a su mujer e hijas. 

El motivo del encuentro fue por la película "Silence" en la que se narra la persecución que sufrió un grupo jesuita en Japón durante el siglo XVII. “Silence” es la adaptación de una novela de 1966 escrita por el japonés Shusaku Endo en la que se relata cómo la fe católica era castigada con torturas y ejecuciones. 

"La reunión fue muy cordial y duró cerca de quince minutos”, indicó el Vaticano. “El Papa dijo a los presentes que había leído el libro ‘Silence’, que inspiró la película. Además habló de cómo los jesuitas ‘sembraron la semilla’ en Japón y el ‘Museo de los 26 mártires’”.

Scorsese entregó al Santo Padre “dos cuadros relacionados al tema de los ‘cristianos ocultos’”; "uno de estos representa a una imagen muy venerada de la Santísima Virgen, la otra es un trabajo hecho por un artista japonés del siglo XVIII”. Además el Papa  le regaló Rosarios a sus invitados.

 

 

La cinta de Scorsese es protagonizada por Andrew Garfield, Adam Driver y Liam Neeson, y será estrenada en los cines de Estados Unidos el 23 de diciembre y en Italia el 12 de enero, según informó la agencia ANSA. “Silence” es la culminación de un proyecto de 27 años de Scorsese, quien lo describió como “una obsesión”.