El recientemente inaugurado Consejo de Mujeres de Qassim, con la intención de fomentar la igualdad de oportunidades laborales en territorio árabe, parece ser todo un logro ante la violencia de género imperante; sin embargo el hecho de que fuera presentado por trece hombres sin ninguna mujer en situación de toma de decisiones lo convierte en una provocación que fue condenada internacionalmente. 

"En la región de Qassim, miramos a las mujeres como hermanas de los hombres, y sentimos la responsabilidad de crear más y más oportunidades que servirán al trabajo de mujeres y chicas", destacó orgulloso el emir de la región de Qassim, Faisal bin Mishal bin Saud. 

 

 

 

Sin embargo, la participación femenina estuvo limitada a una videollamada con algunas mujeres que estaban en una sala contigua poniendo de relieve- en lugar de superar- la falta de igualdad a la hora de mostrarse en lugares de poder. 

"Con más del 50 por ciento de nuestros graduados universitarios siendo mujeres, continuaremos desarrollando sus talentos, invertiremos en sus capacidades productivas y les permitiremos fortalecer su futuro y contribuir al desarrollo de nuestra sociedad y economía", puede leerse en la web del nuevo Consejo en cuyo texto de presentación la palabra ‘‘women’ (mujeres) aparece escrita una sola vez.

La imagen de 13 hombres y ni una sola mujer se viralizó rápidamente y provocó intensas críticas sobre una "igualdad" que solo alcanza un tinte retórico e inclusos muchos compararon la situación con lo ocurrido en Estados Unidos cuando Donald Trump y sus asesores y ministros- todos hombres- decidieron dejar de financiar ONGs que concientizan sobre la educación sexual y apoyan la despenalización del aborto.