El boliviano es uno de los seis sobrevivientes del accidente que enluta al fútbol mundial. Se llama Erwin Tumiri y es técnico de la aeronave de la empresa Lamia.

“Sobreviví porque seguí los protocolos de seguridad. Ante la situación, muchos se levantaron de sus asientos y comenzaron a gritar. Puse las maletas entre mis piernas para formar posición fetal que se recomienda en los accidentes”, explicó.

 

 

Tras ser rescatado de entre los escombros del avión, Tumiri fue trasladado a la Clínica Somer de Medellín, donde se encuentra estable y fuera de peligro.