Este jueves se dio a conocer una noticia que sacudió tanto al mundo de las MMA como el del boxeo. Conor McGregor, el peleador más popular de la actualidad y campeón de UFC, recibió por parte de la Comisión Atlética del estado de California su licencia de boxeador.

"Me encantaría verlo pelear en California. Simplemente tiene que ser contra el oponente correcto. Ciertamente, un rival de alto nivel. Estamos encantados de haberlo licenciado. Estamos encantados de que sea un peleador de California", manifestó el representante de McGregor, Brett Okamoto.

Esto quiere decir que una vez que finalice su contrato con UFC, o reciba un permiso especial de la empresa, el irlandés podría hacer la transición del octágono al cuadrilátero. Y la primera pelea que a cualquiera se le viene a la cabeza es contra nada menos que Floyd Mayweather Jr.

La rivalidad entre el europeo y el norteamericano se convirtió en un tema de debate público por sus múltiples cruces verbales sea adelante de una cámara o en las redes sociales. Además, esta pelea genera el interés de los fans por los estilos de ambos, la tremenda expectativa que genera y la inmensa cantidad de dinero que generaría. "La pelea del billón de dólares", ya la apodaron.

 

Floyd Mayweather vs Conor Mcgregor Promo | Boxing vs MMA

 

"Logró la licencia, felicitaciones. McGregor puede decir lo que quiera, pero él tiene un jefe. Se llama Dana White (presidente de UFC). Él está bajo contrato con el UFC y no podrá pelear contra Mayweather porque su jefe no va a permitir que esto suceda. Ellos nunca van a dejar que entre en un cuadrilátero contra Mayweather, porque todo el mundo sabe el resultado. Él recibiría una paliza", dijo en las últimas horas un provocador Leonard Ellerbe, el manager de Mayweather. ¿Tendrá razón?

Si bien es difícil que está pelea ocurra, teniendo en cuenta los 39 años de Mayweather y los pocos riesgos que tomó a lo largo de su carrera, hay un detalle que no podemos dejar pasar cuando se trata de Floyd: el dinero. Si sus negocios no tienen una vida saludable, que no les parezca raro volver a verlo arriba de un ring (donde se retiró invicto, tras 49 combates profesionales). La otra, menos probable, es su hambre de gloria: todo campeón tiene una última gran batalla que dar. Y ante McGregor sería la mejor oportunidad.

"Él quiere un combate de boxeo, no quiere una pelea de verdad. Yo quiero 100 millones de dólares para luchar con reglas de boxeo. Él tiene miedo a una batalla real", lanzó McGregor. "Él es una hormiga y yo un elefante. Es una falta de respeto que me comparen con él", respondió Mayweather.

Muchachos, ¿van a hablar nada más o van a pelear?