Luego del anuncio del retiro que hizo Prigioni, el mundo el básquet lo despide y homenajea. Los más chicos -sucede en la redacción del diario-, ven videos y toman dimensión del jugadorazo que fue el cordobés. 

A sus 39 años, uno de los mejores bases -¡sino el mejor!-, de la historia de nuestro país, fue saludado en las redes sociales por parte de la Generación Dorada, rivales y entrenadores

Ahora lo hace la NBA. "No sé cómo llegué ahí, a jugar con esos monstruos -dijo tras su retiro-, siendo un jugador que no sala y no se caracteriza por la velocidad. Pero eso demuestra que con inteligencia y rapidez mental se puede jugar allí". 

Esta es la despedida de Houston Rockets, con una parcialidad loca cada vez que robaba un balón o un joven Harden celebrando sus pases filtrados increíbles. 

 

 

El cerebro cordobés jugó también en LA Clippers y en Nueva York. Los Knick recordaron con un video las 10 mejores jugadas de Pablo en la temporada 2013/14. 

 

 

En España lo lloran

'Lo que su ojo sí ve', es el nombre del video con el que la Liga Española despidió a Pablo, a quien el ambiente del basquet de la península definen como uno de los mejores y más astutos pasadores del mundo FIBA. 

 


Ganador con el Baskonia -el lunes debió dar una conferencia de despedida y el domingo le harán un homenaje a estadio lleno-, de una Liga, tres Copa del Rey y cuatro Supercopas (¡dónde los grandes son Real Madrid y Barcelona!), Prigioni es ídolo absoluto, un tipo respetado y querido, muy querido. 

Él, Scola y un notable plantel marcaron una época llevando al equipo a cuatro finales de Euroliga, con triunfos históricos ante los clubes más poderosos de Europa, en su tiempo CSK de Moscú o los griegos y turcos.