El entrenador de Boca Juniors, Guillermo Barros Schelotto, afirmó hoy que Juan Insaurralde y Jonathan Silva "se equivocaron" al pelearse en el entrenamiento del último martes, aunque remarcó que la situación "quedó ahí" porque ambos "pidieron perdón" rápidamente.


"Estando en el grupo y sabiendo cómo se manejan, la calidad humana y el ambiente día a día, fue una isla lo que sucedió", consideró el técnico en una conferencia de prensa que brindó en el Complejo Pedro Pompilio.

Y concluyó: "Más allá de la sanción que el club le puso, lo malo es la imagen que dimos, que no es la real. Se dieron cuenta que se equivocaron, pidieron perdón y quedó ahí".

 

¿Y el video de Centurión?


Por su parte, sobre el video que se filtró un día después de aquella pelea, y que tuvo a un enojado Ricardo Centurión como protagonista en una concentración en Mar del Plata, indicó: "No sucedió nada importante. Es una situación interna, que no amerita sanción y nada más".