El Comité de Jugadores de la máxima entidad del fútbol internacional advirtió al club de Belo Horizonte que en caso de no saldar la deuda será sancionado.

Así, Cruzeiro debe pagar 1.500.000 de dólares más un interés anual del 10% que corre desde el 6 de diciembre del año pasado, fecha en la que se inició la mora por la segundo cuota del pago de la mitad del pase del delantero cordobés.

 

 

El club brasileño deberá abonar también los gastos del procedimiento legal que consta de 15 mil francos suizos de los cuales 10 corresponden a la FIFA y los 5 restantes (un poco más de 5 mil dólares) a Huracán.

Cruzeiro, a través de su departamento jurídico que se pronunció ante la consulta del portal brasileño UOL Esporte, indicó que todavía no recibió la notificación oficial desde Zúrich, Suiza, y adelantó que apelará la decisión.