No conformes con la inclusión de la televisión para anular goles legítimos, como sucedió en el partido entre Chile y Camerún por la Copa de las Confederaciones, la FIFA analiza más cambios en el reglamento. 

La International Football Asociation Board (IFAB) es un organismo que pertenece a la FIFA y que una vez por año evalúa cambios con el objetivo de mejorar la dinámica del juego y evitar injusticias en los fallos arbitrales.

En marzo de 2018, se realizará la reunión anual de la IFAB en el que se tratarán seis puntos en el reglamento que podrían cambiar para siempre el espíritu del fútbol. 
 

Las seis posibles modificaciones

 

Los partidos de fútbol pasarían a durar 60 minutos con la metodología de "a reloj parado".

Los tiros libres se podrían llevar a cabo con la pelota en movimiento para darle más fluidez al juego. 

En un tiro de esquina o un tiro libre, el futbolista que ejecuta podría volver a tocar la pelota o conducirla sin que otro compañero la toque.

Si un futbolista evita un gol con la mano la jugada acabaría en gol y no en penal como hasta ahora. 

La recepción de la pelota por parte del arquero tras un pase con los pies de un compañero se sancionaría con un penal y no con un tiro libre indirecto.

El final de cada tiempo sólo se podrá pitar cuando la pelota esté afuera del terreno de juego, no con la pelota dentro de la cancha.

 

La fecha de muerte del fútbol


De aprobarse estos cambios podrían imponerse recién después del próximo Mundial.