El equipo de Mark R. Loone, de la Universidad  estadounidense de California, en San Francisco, realizó una investigación con ratones modificados genéticamente y observó que en sus pulmones se generaban plaquetas.

El estudio publicado en la revista Nature representa una verdadera revolución para el tratamiento de enfermedades. Hasta el momento se creía que la producción de sangre era exclusiva de la médula ósea donde ocurre un proceso llamado hematopoyesis.

En la hematopoyesis se generan los glóbulos rojos, que llevan el oxígeno, los blancos, que combaten infecciones, y las plaquetas, que a través de coágulos detienen las hemorragias.

Las células que producen las plaquetas, denominadas megacariocitos, ya habían sido observadas antes en el tejido pulmonar pero se creían que provenían exclusivamente de la médula ósea.

Ratones modificados genéticamente

Los ratones de la investigación de la Universidad de California  fueron diseñados genéticamente para generar plaquetas verdes fluorecentes, lo que permitió que los investigadores las encontraran con facilidad en la vasculatura pulmonar.

"Este hallazgo definitivamente sugiere una visión más sofisticada de los pulmones, que no sirven solo para la respiración", aseguró Looney, autor principal del estudio. 

 

Fuente: RT