"Viaje al centro de la tierra" tal y cómo fue pensada por Julio Verne en a mediados del 1800 todavía sigue siendo imposible ya que la bola sólida de 1.200 kilómetros que se encuentra en el centro de nuestro planeta solo permite conocerla a partir de métodos indirectos.

Hasta el momento se sabe que el 85% de la masa del núcleo está compuesta por hierro, que se complementa con un 10% de niquel. El 5% restante no está definido, aunque como informó BBC News un equipo de investigadores podría tener la respuesta.

 

 

 

Eiji Ohtani, de la Universidad Tohoku, en Japón, presentó en 2016- en la reunión de otoño de la Unión Geofísica Americana- un artículo en el que plantea una solución al interrogante. 

Los científicos analizan las ondas sísmicas que atraviesan el centro de la Tierra para ver qué información traen consigo sobre su paso por esa zona.  El equipo japonés recreó en el laboratorio las elevadas temperaturas y presiones del centro de la Tierra y concluyó que el elemento que estaría faltando identificar es el silicio. Con un 27,7% de la masa de la corteza terrestre, el silicio es el segundo elemento más abundante después del oxígeno; el cual no se descarta que también forme parte del núcleo.